¿Quién Robert Bowers?, el asesino de Pittsburgh

Por Carlos J. Basora O.

Se cree que el tiroteo en la Congregación del Árbol de la Vida en Pittsburgh es el ataque más mortal contra los judíos en la historia de Estados Unidos . Once personas murieron cuando el pistolero irrumpió en el servicio de adoración matutino de la congregación con un rifle de asalto y tres pistolas.

Robert Bowers, el sospechoso del tiroteo mortal en la sinagoga, parece no tener antecedentes penales. Sin embargo, su historia en las redes sociales vislumbra una lectura inquietante, llena de ira y odio antisemitas.

Es un usuario frecuente de Gab, un sitio que se ha vuelto cada vez más popular entre los nacionalistas blancos y otros grupos de extrema derecha. Se dice que repitió regularmente insultos antisemitas, expresó sentimientos virulentos contra los inmigrantes, a quienes llamó “invasores” y afirmó que los judíos son “el enemigo de los blancos”.

La foto de su cuenta incluía un símbolo neonazi, y en sus últimas publicaciones había una fotografía de un horno ardiente como los utilizados en los campos de concentración nazis para cremar a los judíos.

Otras publicaciones que hizo se referían a teorías falsas de conspiración que insinúan que el Holocausto no existió. Escribió que había una “infestación” de judíos, refiriéndose a ellos con una palabra despectiva.

Poco antes de irrumpir en el lugar de culto y gritar “todos los judíos deben morir” el sábado por la mañana, el hombre de 46 años publicó su mensaje final en Gab:

“a HIAS le gusta traer invasores que matan a nuestra gente. No puedo permanecer con los brazos cruzados y ver a mi pueblo ser masacrado. Me tienen sin cuidado sus puntos de vista, voy a actuar”.

HIAS es un organismo sin fines de lucro que ayuda a refugiados de todo el mundo a encontrar seguridad y libertad. El grupo dice guiarse por los valores y la historia judía.

Su alboroto de 20 minutos dejó 11 muertos y otras seis personas heridas, entre ellas cuatro policías, en lo que se cree que es el ataque antisemita más mortal en la historia reciente de los Estados Unidos.

El sospechoso  se enfrascó en un tiroteo con la policía y recibió varios balazos. Bowers, que se encuentra hospitalizado en condición estable, fue acusado de 29 cargos federales que incluyen crimen de odio y delitos con armas. Se desconoce si tiene un abogado.

“Sepan por favor que la justicia en este caso se aplicará rápidamente y con dureza”, afirmó Scott Brady, el fiscal federal en jefe del oeste de Pensilvania, en una conferencia de prensa cerca del anochecer, y describió la masacre como un “acto de odio terrible e inefable”.

Este tiroteo masivo llega en medio de una ola de atentados de alto perfil en un país cada vez más dividido, al día siguiente que un hombre de Florida fuera arrestado y acusado de enviar por correo una serie de bombas de fabricación casera a destacados demócratas y cuando falta poco más de una semana para las elecciones legislativas.

Loading...
Revisa el siguiente artículo