Medina regresa de China con síntomas de gripe

Por Carlos J. Basora O.

El presidente  Danilo Medina regresó ayer al país tras el “histórico” viaje a China, con quien la nación estableció relaciones diplomáticas el 1 de mayo pasado, mientras siguen las críticas al millonario préstamo que otorgará la nación asiática para el sector eléctrico local.

Medina llegó  por la Base Aérea de San Isidro, a las 2:25 de la madrugada del jueves, en un regreso adelantado por presentar problemas gripales.

Un comunicado de la Presidencia destacó que en China, Medina agotó una amplia agenda de trabajo tanto con el sector privado como con el público, en la que identificaron oportunidades de crecimiento y cooperación bajo el principio ganar-ganar, y que el contenido de los acuerdos y memorandos firmados entre las partes estarán disponibles en los próximos días en la página web de la Cancillería.

El presidente estuvo en China del 1 al 6 de este mes, lo que constituyó la primera visita de un mandatario dominicano al gigante asiático, donde se reunió con su colega Xi Jinping, inauguró la embajada dominicana y visitó la ciudad de Shanghái para participar en la Feria de Importación y Exportación.

También fue testigo de la firma de varios acuerdos de cooperación que abarcan sectores como el comercio, la educación y las finanzas, destacándose el anuncio de que China prestará 600 millones de dólares para mejorar la distribución eléctrica del país.

Por su parte, el presidente del Partido Revolucionario Moderno (PRM), el senador José Ignacio Paliza, consideró “una irresponsabilidad” del Gobierno tomar dicho préstamo conjuntamente con otro por 400 millones de dólares del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para los mismos fines.

El PRM, además, instó al Gobierno a hacer público, a la mayor brevedad posible, el contenido de los acuerdos firmados con China.

El presidente de la Asociación Nacional de Empresas e Industrias Herrera (Aneih), Antonio Taveras Guzmán, valoró el viaje de Medina a China y calificó de “muy positiva” la relación con esa nación, pero cuestionó que el país quiera hacer de China “una segunda caja chica para tomar préstamos”.

Y peor aún, advirtió, para destinarlo al deficiente sector eléctrico nacional que, a su juicio, es “un barril sin fondo”.

Loading...
Revisa el siguiente artículo