Presentan “Coalición Democrática” que busca desplazar al PLD

Por EFE

Activistas sociales, dirigentes comunitarios y profesionales de diversas ramas crearon ayer en la capital dominicana la “Coalición Democrática”, para impulsar una “gran alianza” político social dirigida a desplazar del poder al oficialista Partido de la Liberación Dominicana (PLD).

Aseguraron que ese sería el paso inicial para superar la crisis institucional, el deterioro del aparato económico y la enorme inequidad social que han situado a República Dominicana en los últimos lugares de la mayoría de los índices mundiales.

La coalición dio a conocer durante una asamblea recogida en un documento, que tiene como propósito establecer un “Gobierno de Regeneración Nacional” dirigido a promover las reformas institucionales necesarias para la creación de un nuevo orden de cumplimiento de la Constitución y las leyes que garantice la participación electoral con equidad.

“Ningún partido político puede por sí solo impulsar los cambios políticos que demanda la sociedad, ni vencer la inmensa maquinaria de dominio y manipulación del Estado que se nos ha impuesto”, dijo el portavoz del movimiento Rafael Henríquez.

Explicó que el “cambio democrático” solo será posible con la confluencia y articulación de amplios sectores sociales y políticos como los que se han expresado en el movimiento Marcha Verde contra la corrupción y la impunidad.

La organización aclaró que no es contraria a los partidos y que no pretende convertirse en otra más de las decenas que han surgido en las últimas décadas.

“Con los bueyes existentes es que debemos tirar de la carreta nacional, con visión crítica para incentivarlos a fortalecer las prácticas democráticas y a recuperar la primacía de los fundamentos de la ciencia política, que el patricio Juan Pablo Duarte definió como las más digna de ocupar las mentes humanas”, dice el documento.

La nueva agrupación criticó la política de endeudamiento del Gobierno, así como la malversación e ineficaz manejo de la cosa pública y el irrespeto a la seguridad jurídica que, consideró, desincentivan las contribuciones y las inversiones privadas nacionales y extranjeras.
Consideró el movimiento que el país continúa sufriendo de males muy antiguos como el caudillismo político, la precariedad institucional, la falta de transparencia, la desbordante corrupción, así como graves deficiencias en los servicios públicos esenciales como son salud y educación.

Loading...
Revisa el siguiente artículo