Asesinos de abogado pastor confundieron identidad de víctima con su objetivo

Por EFE

Los individuos que mataron el pasado mes de octubre a un abogado pastor en La Romana tenían el encargo de matar a otra persona, pero confundieron a la víctima con el objetivo real del homicidio, el también abogado Julin Cabrera.

La Policía reveló hoy detalles sobre el homicidio de Santo Cedeño del Rosario, ocurrido el 18 de octubre cuando se encontraba en el interior de un vehículo frente a la iglesia Arca de Cristo, en La Romana.

Los apresados por este hecho son Félix Antonio Martínez Valdez (alias) Liquito, que contactó con los también prevenidos Felipe Valerio, Carlos Alfredo del Rosario de Jesús (alias Supite y/o Pipe) y Natanael de Jesús Severino, para cometer el hecho.

El informe de los investigadores indica que Felipe Valerio admitió haber realizado los disparos contra el abogado, mientras que De Jesús Severino, confesó ser el chófer de la motocicleta desde la cual cometieron el hecho, y Del Rosario De Jesús fue quien ubicó y dio seguimiento al vehículo de la víctima, y se comunicó vía telefónica con el primero para que disparara.

En tanto, el autor intelectual del suceso fue identificado como Félix Antonio Martínez Valdez (alias Liquito), quien se encuentra recluido en la cárcel pública de Santa Cruz del Seibo, desde la cual ordenó el asesinato del abogado Julin Cabrera.

Según las declaraciones de Felipe Valerio y Del Rosario De Jesús, ambos fueron contactados por el recluso Martínez Valdez, quien les ofreció la suma de 200,000 pesos para que asesinaran a Julin Cabrera.

Aunque Martínez Valdez le entregó una foto del objetivo del asesinato, Del Rosario de Jesús ubicó por error al abogado y pastor Santo Cedeño del Rosario, a quien atacaron a tiros, provocándole la muerte.

Felipe Valerio fue apresado en la sección Palmilla, en El Seibo, después de disparar contra un hombre al que atracó junto a otro individuo, un tal "Santo" que está prófugo, y le sustrajeron tres recolectores de leche y 170,000 pesos.

En el momento de su detención, a Valerio se le ocupó una motocicleta marca tauro, color negro, utilizada para realizar el asesinato, así como la ropa que vestía el día del hecho (gorra color negro, camiseta negra, pantalón azul y zapatos crema).

En la escena del atraco donde fue apresado fueron recolectados cinco casquillos, calibre 9 milímetros, que fueron comparados con los siete recogidos en el lugar donde resultó muerto el pastor Cedeño del Rosario.

Según la experticia efectuada por la Sección de Balística Forense de la Policía Nacional los casquillos empleados en ambos hechos coinciden en sus características, así como con los casquillos recogidos en las escenas de otros dos sucesos delictivos, uno de ellos un homicidio.

Los demás imputados fueron detenidos mientras se encontraban escondidos en una finca ubicada en calle Principal del Paraje Majagua del distrito municipal Pedro Sánchez, provincia El Seibo, y también les ocuparon las prendas que vestían el día del hecho, y una motocicleta marca Yamaha.

Loading...
Revisa el siguiente artículo