Incertidumbre en Argentina ante la cumbre del G20

Renuncia del ministro de Seguridad y caos por River-Boca generan tensión a días del foro internacional

Por Agencias

El presidente argentino Mauricio Macri lamentó la suspensión de la final de la Copa Libertadores a causa del ataque de hinchas del club River Plate contra los jugadores de Boca Juniors y criticó a los dirigentes del fútbol que toleran a los violentos.

En una conferencia de prensa, el mandatario calificó de “bochornoso” lo ocurrido el sábado, cuando el autobús que transportaba a los jugadores de Boca fue apedreado por aficionados de River a pocas cuadras del estadio Monumental, sede del encuentro.

El presidente afirmó que hay “fallas en el sistema” de organización de los partidos de fútbol y apuntó contra “parte de la dirigencia (de los clubes) que apaña (tolera) este tipo de cosas, que apaña como una conducta razonable tirar piedras”.

“No puedo resignarme que para organizar un espectáculo deportivo haya que militarizar toda la zona, prácticamente toda la ciudad, es una locura”, enfatizó Macri.

A pocos días de la cumbre de líderes del G20 el viernes y sábado en la capital argentina, los operativos de seguridad quedaron en cuestionamiento luego de la impericia mostrada por la policía durante el ataque de los hinchas de River a los jugadores del club auriazul. El ministro de seguridad de la ciudad de Buenos Aires, Martín Ocampo, renunció el lunes tras los hechos violentos.

Macri aseveró que las autoridades se esforzarán porque “salga bien” la cita de líderes, que consideró una muestra del apoyo internacional al país sudamericano.

Sin ningún cordón de seguridad que los alejara, los violentos pudieron aproximarse al autobús del conjunto visitante y rompieron algunas ventanas. Varios jugadores fueron afectados por fragmentos de los vidrios rotos y por los gases lacrimógenos que la policía capitalina lanzó para contener a los agresores.

Loading...
Revisa el siguiente artículo