Más cerca del calentamiento global

El mundo olvida el Acuerdo de París para correr hacia el cambio climático: informe de la ONU revela nulo compromiso de los países por bajar emisiones de C02

Por Fresia Ramírez

Sólo hace tres años, en 2015, se firmó el acuerdo de París. Acuerdo ratificado por 146 países y firmado por otros 48, agrupados pon un objetivo muy claro: limitar el calentamiento global a sólo dos grados centígrados desde la fecha hasta 2020.

Sin embargo “toda la ciencia sugiere que alcanzar un máximo en 2020 es crítico”, dice Kelly Levin, una de las principales autoras del informe sobre brechas de emisiones de dióxido de carbono lanzado por la ONU recientemente, específicamente el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (Pnuma).

El análisis anual de 100 páginas y revisado por 100 científicos rastrea el progreso hacia el logro de los objetivos del tratado de París.

En él se presentan preocupantes resultados que demuestran lo lejos que están las economías y gobiernos globales de tomar consciencia y medidas sobre el irreversible daño al medio ambiente. Tan lejos que se considera la mayor brecha entre acciones para mitigar y emisiones del gas en la historia. Si se siguen a este ritmo, advierten, las emisiones de dióxido de carbono, el principal gas causante del efecto invernadero, la temperatura del planeta se elevaría 3,2 grados celsius para 2100.

Los resultados van en la línea del informe lanzado el mes pasado por el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático de la ONU, que concluyó que las emisiones globales deben reducirse drásticamente y que para esto sólo tenemos 12 años o la vida en el planeta se haría insostenible.

Una temperatura como la que se calcula para finales de siglo causaría graves consecuencias tanto para la salud humana, flora y fauna, las economías globales y un aumento del nivel del mar.

“El peak mundial de emisiones para 2020 es crucial para alcanzar los objetivos de temperatura del Acuerdo de París”, plantea el informe, “pero la escala y el ritmo de la acción actual siguen siendo insuficientes”.

El informe hace especial llamado a los sectores industriales, tanto del sector público como del privado. Esto bajo la información que hay en la mesa: el nivel de acción es extremadamente improbable, por lo que se necesita de “actores no estatales”.

“La creación de mercados y la configuración de la política de innovación es crucial para lograr las tecnologías necesarias para cerrar la brecha de emisiones·, concluye el preocupante informe, que le pone más responsabilidad al sector público, debido a su “capacidad única para asumir riesgos y ser pacientes y estratégicos desde un punto de vista social más que estrictamente financiero”.

También se propone una reforma de la política fiscal que incluya impuesto los combustibles fósiles y subsidie las alternativas que generen bajas emisiones.

Loading...
Revisa el siguiente artículo