Venezuela vuelve a negro: se temen nuevos saqueos

Por Agencias

Buena parte de Venezuela, la mayoría de los 23 estados, sufría al interrumpirse nuevamente el suministro eléctrico, desde el mediodía del lunes. El régimen informó ayer en la tarde que extiende 24 horas más la suspensión de las actividades laborales por el apagón y los ciudadanos ya temen que será una repetición del caos de hace dos semanas durante el apagón más extenso y prolongado en la historia del país petrolero.

Las autoridades declararon que el servicio sería restaurado en cuestión de horas, y algunas luces volvieron a parpadear, pero al atardecer del lunes volvieron a apagarse en buena parte del país. No ha vuelto a restaurarse hasta el cierre de esta edición.

Tal como con el apagón anterior, el régimen de Nicolás Maduro culpó a la oposición, respaldada por EEUU, de sabotear la represa de Guri, que provee la mayor parte de la electricidad del país.

Se trató de “un plan macabro, perverso, construido desde Washington y ejecutado con factores de la derecha extremista venezolana”, afirmó la vicepresidenta chavista Delcy Rodríguez a la televisión estatal.

Las autoridades aseguraron que el “ataque” fue controlado, pero sus declaraciones, al igual que la vez pasada, poco hicieron para atenuar el enojo de los habitantes de Caracas que tuvieron que ir a pie a sus casas debido a que el servicio del metro fue suspendido.

La población quedó aún más irritada en la noche del lunes tras el segundo apagón, y muchos salieron a sus ventanas y balcones haciendo sonar cacerolas en medio de la oscuridad para expresar su descontento. El martes por la mañana estaban cerrados los bancos, las tiendas y otros comercios en Caracas.

Loading...
Revisa el siguiente artículo