Lo que se salvó y perdió tras el incendio en la Notre Dame

Por Agencias

Tras una batalla de más de 12 horas para extinguir un infierno que devoraba la emblemática catedral de Notre Dame, París sopesó lo que se perdió y se salvó gracias a la acción de “una cadena humana”.

Entre las pérdidas se encuentran la aguja ubicada atrás de la catedral, el campanario posterior y parte de su techo llamado “el bosque”, hecho con 1.300 árboles.

Los otros emblemáticos campanarios del templo parecían intactos y según las autoridades también sobrevivió casi sin daños el órgano de ocho mil tubos, junto con otras reliquias, como la Corona de Cristo, uno de los clavos de la crucifixión, un trozo de la cruz del calvario y la Túnica de San Luis, que fueron trasladadas a “una ubicación secreta” después del incendio, recoge El País.

Las autoridades destacaron que los bomberos rápidamente implementaron un plan establecido para salvar parte de las obras del patrimonio cultural.

También quedaron a salvo 16 estatuas, que hace pocos días fueron sacadas del lugar para obras de restauración.

Desde la Unesco señalan que es muy pronto para decir si los tres enormes rosetones (vitrales de la catedral), que datan del siglo XIII, resultaron averiados.

Loading...
Revisa el siguiente artículo