Bolsonaro autoriza porte de armas limitado

Por Agencias

No podía ser de otra manera. Ayer, rodeado de políticos  simpatizantes que imitaban el gesto de disparar, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, firmó un decreto que permitirá que abogados, políticos, coleccionistas, cazadores, deportistas de tiro y hasta periodistas y camioneros puedan portar armas.

Con el permiso, se calcula que cerca de dos millones de personas podrán acogerse al beneficio, en un país marcado por altísimos niveles de violencia. Y ese cálculo no incluye a los habitantes de zonas rurales, que también podrán tener armas en sus casas, lo que podría cuadruplicar ese número.

“Estoy haciendo algo que el pueblo siempre quiso. No es un proyecto de seguridad pública, sino un derecho individual de quienes por ventura quieran tener un arma”, dijo el presidente y ex capitán del Ejército.

Brasil registró el año pasado 51.589 asesinatos, una reducción de un 13 por ciento en comparación a los 59.128 del año anterior, a una media de 24,7 muertos por cada 100 mil habitantes.

Con la nueva medida, el límite de compra de municiones subirá también de 50 a cinco mil cartuchos al año para armas normales, y hasta mil cartuchos para las de gran calibre y semiautomáticas. Asimismo, aumentó a 10 años el período de validez del certificado de registro, posesión y porte de armas.

Quizás por lo mismo es que junto a Bolsonaro celebraban también los accionistas de la empresa brasileña de armas Taurus, cuyas acciones literalmente se dispararon (casi un 20% en la bolsa en un día).

El presidente de Taurus, Salesio Nuhs, aseguró que la empresa ya está preparada para hacer frente al aumento de la demanda. “Por más que aumente la venta, no hay problema, porque vamos a atender como prioridad esa demanda”.

“La seguridad pública empieza dentro de casa”, afirmó Bolsonaro.

Famoso por su gesto de simular un arma con el pulgar y el índice, el presidente agregó: “Fuimos al límite de la ley, no pasamos por encima de ella”.

Loading...
Revisa el siguiente artículo