El misterio nuclear que Rusia no quiere revelar... otra vez

Un aumento en la radiación tras la explosión de un cohete la semana pasada hizo que ayer el país liderado por Putin aconsejara desalojar una aldea, pero luego se arrepintió

Por Francisca herrera rosales [email protected]

Rusia vuelve a recordar el desastre de Chernobyl de la manera en la que ha manejado un accidente nuclear que ocurrió la semana pasada. Ayer el ejército ruso aconsejó a residentes de una aldea cercana a un campo de pruebas de la naval desalojar el área luego de la explosión de un cohete que mató a unos cinco ingenieros nucleares el jueves pasado, informaron autoridades regionales del noroeste del país. Sin embargo, horas más tarde cancelaron sorpresivamente la orden.

El gobierno regional en Severodvinsk indicó que una notificación del ejército recomendó la evacuación debido a actividades no especificadas en el campo de pruebas, reportó  la agencia de noticias Interfax.
“Hemos recibido una notificación… sobre las actividades planificadas de las autoridades militares. En este sentido, se pidió a los residentes de Nyonoksa que abandonaran el territorio de la aldea a partir del 14 de agosto”, dijeron las autoridades de Severodvinsk según la agencia.

Desde el gobierno ruso no proporcionaron más detalles sobre la notificación para la aldea de Nyonoksa, que cuenta con 450 personas y que está a 30 kilómetros del lugar de los hechos.

El nivel de radiación aumento a dos microsieverts por hora durante aproximadamente 30 minutos el martes para después regresar al nivel normal de la zona de 0,1 microsieverts por hora.

El personal de emergencias emitió una advertencia a todos los trabajadores para que se quedaran bajo techo y cerraran las ventanas. Los residentes asustados se apresuraron para comprar yoduro, que puede ayudar a limitar el daño provocado por una exposición a la radiación.

Justo cuando el gobierno de Severodvinsk reportó un breve repunte en los niveles de radiación, el Ministerio de Defensa insistió en que no se había liberado radiación, un rechazo contundente que recordó los intentos en la era soviética para encubrir desastres que aumentaron el nerviosismo entre el público.

No obstante, el gobernador de la región de Arkhangelsk, Igor Orlov, aseguró a Interfax que la recomendación es parte de “medidas planificadas” y que no constituye una evacuación planeada.

El presidente de EEUU, Donald Trump, no quiso quedarse al margen del tema y aseguró que su país “está aprendiendo mucho de la fallida explosión de misiles en Rusia. Tenemos tecnología similar, aunque más avanzada”.

Loading...
Revisa el siguiente artículo