No le tema al autoexamen: estas son las claves que salvarán su vida

La posibilidad de encontrar una anomalía es algo que aterroriza a un gran porcentaje de mujeres, quienes prefieren evadir el problema

Por Monica Garzón Metro World News

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), una de cada ocho mujeres contrae la enfermedad del cáncer de seno en algún momento de su vida, tanto así que es calificada como una de las mayores causas de muerte entre las mujeres. Pero es de resaltar que también se puede presentar en hombres.

El cáncer es un proceso de crecimiento y diseminación incontrolados de células, que puede aparecer prácticamente en cualquier lugar del cuerpo, según la misma OMS. Un tumor suele invadir el tejido circundante y puede provocar metástasis en puntos distantes del organismo.

Asimismo, según estudios de la Liga Colombiana de Lucha contra el Cáncer, cuando esta enfermedad es diagnosticada en la primera fase, existe una posibilidad de supervivencia del 100%. Es por eso que es tan importante la detección temprana y realizarse el autoexamen de forma adecuada.


¿Qué es el autoexamen?

Es una de las herramientas para realizar un diagnóstico de cáncer de seno oportuno, en la medida que una mujer conozca sus senos va poder identificar a futuro lesiones que eventualmente pudieran aparecer. Sin embargo para que una lesión sea palpada ya debe tener un tamaño lo suficientemente grande para poder identificarlo.

Al menos un tercio de las mujeres afectadas de cáncer mamario no se realizaron el examen producto del miedo, a esto se suma la falta de información sobre cómo realizarlo y la falta de conciencia que existe respecto de la ventaja que significa poder detectar a tiempo alguna anomalía.

Estos resultados fueron arrojados, luego de una investigación realizada por la Universidad de Exeter, Inglaterra, donde se estudiaron los hábitos de 2 mil mujeres que declararon que se harían el examen si estuviera integrado en las rutinas de cuidado habitual.


Prevención

•    Autoexamen.
•    Pregunte a su médico sobre el examen para detección de cáncer de mama.
•    Consulte con su médico cuándo iniciar los exámenes y análisis para detección (exámenes clínicos de mama y mamografías).
•    Hable con el experto sobre los beneficios y riesgos del examen para detección de cáncer de mama. Juntos pueden decidir cuáles son las estrategias más adecuadas para usted con respecto al examen para detección del cáncer de mama.
•    Familiarícese con sus senos mediante el autoexamen para conocer el estado de su mama. Si hay un cambio, bulto o signos inusuales, comuníquese con su médico de inmediato.
•    Conocer sus mamas no puede prevenir el cáncer, pero puede ayudar a entender mejor los cambios normales que sufren y a identificar cualquier signo y síntoma inusual.
•    Si bebe alcohol, que sea con moderación. Si decide beber alcohol, limite la cantidad a menos de un vaso por día.
•    Haga ejercicio la mayoría de los días de la semana. Tenga como objetivo realizar al menos 30 minutos de actividad física la mayoría de los días de la semana. Si últimamente no ha estado activa, consulte con su médico si está de acuerdo y comience despacio.
•    Limite el tratamiento hormonal posmenopáusico. La terapia de combinación hormonal puede aumentar el riesgo de padecer cáncer de mama.
•    Algunas mujeres experimentan signos y síntomas molestos durante la menopausia y, para ellas, el mayor riesgo de cáncer de mama puede ser aceptable a fin de aliviar los signos y síntomas de la menopausia.
•    Mantenga un peso saludable. Si necesita bajar de peso, pregúntele al experto sobre estrategias saludables para lograrlo. Reduzca la cantidad de calorías que consume por día y, poco a poco, aumente la cantidad de actividad física.
•    Opte por una dieta saludable. Las mujeres que tienen una dieta mediterránea pueden tener un menor riesgo de cáncer de mama.


¿Cómo hacerlo?

Debe realizarse una sola vez al mes, idealmente entre el quinto a séptimo día después de la menstruación.


Debe ser siempre realizada en dos posiciones, tanto acostada como de pie.


Se aconseja que se haga en el momento del baño, para que el jabón aumente la sensibilidad de los dedos.


Se debe usar toda la superficie del segundo, tercero y cuarto dedo (no solamente las yemas); con ellos se realizan pequeños movimientos circulares recorriendo toda la superficie del seno, incluida la región por detrás del pezón, la cual es frecuentemente olvidada.


Debe realizarse una pequeña presión en el pezón en búsqueda de secreciones y también debe examinarse la axila con el brazo relajado en búsqueda de ganglios que puedan estar aumentados de tamaño o que sean más duros  de lo usual.


Siempre que una paciente identifique algo que se aleje de lo que normalmente se ha examinado, debe generar una consulta con un especialista.


Se debe realizar una valoración clínica por un médico de forma anual a partir de los 25 años.


El dato

cancer

El considerable apoyo para la concientización y el financiamiento de investigaciones sobre cáncer de mama ha ayudado a crear avances en el diagnóstico y tratamiento del cáncer de mama.

Las tasas de supervivencia de la enfermedad han aumentado, y el número de muertes asociadas con este tipo de cáncer está disminuyendo constantemente, en gran medida debido a factores como la detección temprana, un nuevo enfoque de tratamiento personalizado y un mejor entendimiento de la enfermedad.


 

Loading...
Revisa el siguiente artículo