Fiscal general de Israel imputa a primer ministro Netanyahu por corrupción

Por MetroRD

El procurador general de Israel acusó formalmente ayer al primer ministro Benjamin Netanyahu de una serie de cargos de corrupción, lo que acentuó el caos en que se encuentra sumido el sistema político y puso en duda la permanencia del mandatario después de largos años en el poder.

Luego de una investigación de tres años, el procurador Avichai Mandelblit acusó a Netanyahu de fraude, abuso de confianza y cobro de sobornos en tres causas diferentes. Es la primera vez que un mandatario en activo israelí es acusado de un crimen.

En declaraciones a la prensa, Mandelblit se declaró “apesadumbrado” por la decisión de acusar a Netanyahu, la que se basó, dijo, en consideraciones profesionales.

También rechazó las insinuaciones de que la acusación obedecía a motivos políticos, y dijo que tomó la decisión después de meses de deliberaciones.

De acuerdo con la acusación, Netanyahu recibió champagne y cigarros por valor de cientos de miles de dólares de amigos multimillonarios, ofreció un intercambio de favores al director de un diario y utilizó su influencia a favor de un empresario de telecom a cambio de una cobertura noticiosa favorable.

Dos estrechos colaboradores de Netanyahu pasaron a ser testigos de la fiscalía en la causa.
Las acusaciones más graves están relacionadas con la llamada “Causa 4000”, en la que se acusa a Netanyahu de aprobar regulaciones que otorgaron a su amigo Shaul Elovitch beneficios por valor de 250 millones de dólares para su empresa telecom Bezeq.

La acusación no lo obliga a renunciar, pero previsiblemente se multiplicarán los reclamos de que lo haga. Netanyahu ha rechazado todos los cargos y acusado a la prensa, la policía y la justicia de realizar una cacería de brujas en su contra.

Loading...
Revisa el siguiente artículo