5 fenómenos que transformaron la moda de la década

De cómo pasamos de una dictadura de la moda a una…¿democracia? En esta primera década la revolución digital se aceleró, también trayendo consigo cambios en la industria y en cómo consumimos moda. Estos son los más destacados.

Por Luz Lancheros | Metro World News

Del reinado del papel cuché al reinado de lo digital

fenómenos

En esta década vimos cómo varios medios tradicionales, en lo referente a moda, tuvieron que cancelar su circulación o apostarle a lo digital para mantener su versión impresa. Y esto se engloba con la crisis mundial de medios y también de retail: de hecho, según un reporte del portal Statista, el valor total de las ventas online globales alcanzará 3,45 billones de dólares para 2019, creciendo un 19% más que en 2018. Mientras que el retail solo tuvo el 14.1%. Asimismo, las redes sociales, que se asomaban tímidamente, ahora son las que más capitalizan las formas de verse: Instagram superó el billón de seguidores activos, los nuevos íconos de moda son los influencers, hasta el punto de ser digitalizados y todo lo que compete a la realidad aumentada y a la viralización (lo primero, en el caso de apps que visten y maquillan o muestran otras formas de verse; y lo segundo, en cuanto a las piezas que absurdamente marcaron hits en ventas), se ha vuelto ya normal en la industria y la forma de consumir.


Nuevas formas de belleza

belleza

La era de la inclusión se consolidó en esta década. Se abrieron los mercados y las imágenes a nuevos tipos de belleza y asimismo a íconos que rompen estándares en género, raza y tallas. Y las marcas que no entendieron eso quedaron atrás, como Victoria’s Secret, al punto que tuvieron que cancelar su icónico desfile. Otras, en cambio, como Fenty, según la consultora Grand View Research, llegará a vender 200 billones de dólares para 2025. “Desde lo digital y redes sociales ha cambiado bastante el estilismo. Esto también ha hecho que cambien los ideales de belleza y Fenty, por ejemplo, ha generado un cambio interesante y una influencia que perdurará los próximos años en el mundo de la moda”, explica a Metro la consultora de la agencia mundial de tendencias WGSN, Mariale Pascua.


Así le exigimos a la moda

moda

Las marcas ahora se deben a sus consumidores. Y eso fue lo que vimos con tantas campañas virales a favor y en contra de lo que ellas proponían. “Las marcas se dieron cuenta que no pueden venderles a los consumidores lo que ellas quieren, sino lo que les piden. Vimos también la fiscalización de las personas hacia las marcas, donde las personas buscan aquellas con las que se sientan reconocidas. Por eso han caído marcas que no representan a la gente o que posan, porque son crucificadas. Incluso se han politizado marcas, como Patagonia, por ejemplo”, explica a Metro Mariale Pascua.


Así cambiamos la forma de consumir

consumir

En esta década ocurrió la tragedia de Rana Plaza, que dejó 1127 muertos, y que mostró cuán inhumanos y esclavizantes eran los modos en que el fast fashion tenía su producción (irónicamente, en esta década, Amancio Ortega, dueño de Zara, se convertía en uno de los hombres más ricos del mundo). Documentales como The True Cost y movimientos como The Fashion Revolution comenzaron a tomar auge, así como varios canales de intercambio y reventa de ropa. “Hace algunos años, una de las macro-tendencias que presentamos hablaba del antropoceno. La era del hombre. Y ahí nos dábamos cuenta de cómo seríamos más conscientes sobre los desechos que producimos. Así, podríamos cuestionar cómo consumir y desperdiciar menos”, explica Pascua.


La vuelta de la nostalgia

nostalgia

Gucci se volvió un collage de la nostalgia de los años 70 y 80 que catapultó sus ventas y la puso otra vez en el primer nivel de la industria. Pero también, a lo largo de la década pasada, vimos una vuelta progresiva hacia los 90 en cuanto a maquillaje, prendas icónicas (desde slip dresses hasta leñadoras y todo el athleisure) hasta terminar en el fasto de los años 80, como vemos con Versace y con Mugler, que se vieron en pasarelas y alfombras rojas. También vimos el auge del streetwear, con marcas como Louis Vuitton con Virgil Abloh y Vetements. El “feísmo” también estuvo en auge al llevar a la pasarela piezas como los crocs y los trainers, entre otras.


 

Loading...
Revisa el siguiente artículo