Las dos caras de la homosexualidad en el mundo

Por Agencias

China intenta revertir la homosexualidad con tratamientos, terapias y electroshock

La organización Human Rights Watch instó al Gobierno chino a poner fin a los tratamientos para cambiar la orientación sexual que actualmente se llevan a cabo en hospitales públicos y privados del país y que son ilegales, según un informe que presentó ayer la organización en Hong Kong.

El documento de 52 páginas y bajo el título “¿Ha considerado la felicidad de sus padres? Terapia de conversión contra las personas LGBT en China” recoge el testimonio de 17 personas que fueron sometidas a terapias forzadas para “convertirlos” en heterosexuales entre 2009 y 2017.

Tratamientos desacreditados

Las entrevistas describen cómo la mayor parte de ellos, de entre 15 y 35 años de edad, fueron llevados a las instalaciones médicas, 15 de ellos en centros públicos, por padres y familiares y sin que “ninguno diera su consentimiento” para participar en los tratamientos, dijo la ONG.

Mapa

Los testimonios recogidos en el informe desvelan el uso de descargas eléctricas, medicación forzada, confinamiento involuntario, abusos verbales y discriminación como prácticas comunes empleadas durante las sesiones, que hasta pueden ser contratadas a través de las redes sociales.

“No sabía que iban a usar descargas eléctricas… El doctor me pidió que me relajara ya que iba a practicar un tipo de hipnosis y que pensara sobre escenas de sexo con mi novio, contó uno de los pacientes sometidos, Gong Lei.

Once de los entrevistados fueron forzados a tomar medicamentos por vía oral o intravenosa sin que fueran informados sobre el propósito de los mismos ni de sus riesgos potenciales.


Australianos dijeron “sí” al matrimonio del mismo sexo

Una mayoría de australianos se pronunciaron a favor del matrimonio homosexual en una encuesta postal cuyos resultados se publicaron ayer, una iniciativa informal que deberá pasar por el Parlamento para convertirse en ley.

Cerca del 62% de los 12,7 millones de personas que respondieron por correo al sondeo se pronunciaron a favor de permitir casarse a personas del mismo sexo, indicó la Oficina de estadísticas australiana en una rueda de prensa en Canberra. El “no” obtuvo un 38,4%.

Casi el 80% de los australianos habilitados para votar en una consulta legal participaron en la encuesta, precisó el jefe de la oficina de estadísticas Davis Kalisch. “Los australianos pueden ahora confiar en que estas estadísticas reflejan el punto de vista de la población electoral”, dijo.

“Sí al amor”

Una encuesta de la Australian Broadcasting Corporation publicado el martes determinó que el 72% de la Cámara de Representantes respalda cambiar las leyes de matrimonio y que en el Senado un 69% aprueba los cambios.

El primer ministro Malcolm Turnbull, un conservador moderado que respaldó la legislación, consideró que el resultado favorable al “sí” constituye un aval “avasallante” al matrimonio igualitario.
“Los australianos se pronunciaron por millones y votaron masivamente a favor del sí a la igualdad matrimonial”, dijo Turnbull a la prensa en Canberra. “Votaron sí a la igualdad, sí al compromiso, sí al amor”.


 

Loading...
Revisa el siguiente artículo