Buque chileno entrega pistas del submarino

El “Cabo de Hornos” rastreó un objeto a 940 mt de profundidad. Un cortocircuito y un incendio habrían causado el naufragio de la nave, según comunicó el capitán antes de la tragedia

Por Agencias
La búsqueda continúa utilizando nuevos elementos tecnológicos, aunque ya se descartó el rescate de los tripulantes del submarino argentino
Buque chileno entrega pistas del submarino

El capitán del submarino argentino ARA San Juan, desaparecido desde el 15 de noviembre pasado, realizó ocho comunicaciones informando sobre una falla en las baterías de la nave horas antes de que se perdiera su rastro. El vocero de la Armada, Enrique Balbi, reconoció este martes la existencia de las llamadas y los mensajes satelitales, que se produjeron en la noche antes de que el submarino perdiera contacto con la base.

En estas comunicaciones -que habían sido filtradas por la prensa local- el capitán del ARA San Juan informó que había entrado agua a través del sistema de ventilación cuando el buque utilizaba el “snorkel” (para la entrada de aire), cerca de la superficie del mar, en medio de un gran oleaje.

En el último mensaje el capitán, Claudio Javier Villamide, dijo que el problema había causado un “cortocircuito y principio de incendio en el balcón de barras de baterías”.

“Baterías de proa fuera de servicio. Al momento de inmersión propulsando con circuito dividido. Sin novedades de personal mantendré informado”, concluye la misiva.

Según la Armada, Villamide había asegurando que la avería había sido “subsanada”. No obstante, pocas horas después de esta última comunicación -realizada cerca de las 7.30 hora local- se registró un estallido en la zona, según informes de Estados Unidos y Austria.

La Armada también informó que inspecciona un “objeto o alteración del fondo” marino, a unos 940 metros de profundidad en las costas patagónicas, donde se perdió el ARA San Juan.

La ayuda chilena

Militares intentaban determinar ayer si el “objeto” localizado a 940 metros de profundidad por el buque chileno “Cabo de Hornos” en el Atlántico Sur, corresponde al submarino argentino ARA San Juan, que desapareció hace 20 días durante una travesía con 44 tripulantes a bordo, informó la Armada Argentina.

El lugar donde se encuentra el objeto coincide con el recorrido que debía llevar el submarino, en cuanto a rumbo y velocidad, cuando el 15 de noviembre desapareció en su travesía desde el sureño puerto de Ushuaia hasta la Base Naval de Mar del Plata, a 430 kilómetros al sur de Buenos Aires.


15

de noviembre se produjo la trágica desaparición del sumergible de la Armada Argentina “San Juan” en el Océano Atlántico sur


En concreto, el buque ARA Islas Malvinas pudo navegar hasta la zona de operaciones, a unos 430 kilómetros de la costa argentina, con el robot ruso Panther Plus, que está preparado para sumergirse hasta los 1.000 metros de profundidad y ya inspecciona ese objeto “o alteración de fondo” a 940 metros.

Según explicó el capitán de navío y portavoz de la Armada, Enrique Balbi, ese “contacto” fue detectado hace unos días por el buque chileno Cabo de Hornos y aunque la inspección con el robot estaba prevista para este lunes, las malas condiciones meteorológicas no lo permitieron, aunque ahora han mejorado.
“El Cabo de Hornos pasó varias veces, obtuvo un objeto en el fondo y fue corroborado por otro buque con otro sensor”, añadió Balbi.

Al tiempo que se trabaja en la inspección del fondo del océano con el Panther Plus, se espera la llegada, en las próximas horas, del buque ruso Yantar, que cuenta con más equipamiento de alta tecnología, pero esta vez con capacidad de llegar hasta los 6.000 metros, con el que se podrá inspeccionar en forma paralela y simultánea.

Loading...
Revisa el siguiente artículo