El 1% de la población acaparó el 82% de la riqueza generada en un año

Informe Oxfam. denuncia además que en América Latina y el Caribe, el 16 % de los trabajadores asalariados y el 28 % de los empleados por cuenta propia se encuentran en situación de pobreza

Por Agencias

El 1% más rico de la población mundial acaparó el 82% de la riqueza generada el año pasado, mientras que la mitad más pobre no se benefició en absoluto.

Entre marzo de 2016 y marzo de 2017 se produjo el mayor aumento de la historia en el número de personas cuyas fortunas superan los mil millones de dólares, con un nuevo milmillonario cada dos días.

Ese es uno de los datos más significativos entregados por Oxfam Internacional en su informe “Premiar el trabajo, no la riqueza“.

Otra cifra entregada por la ONG es que el 50% más pobre –3.700 millones de personas– no obtuvo ningún beneficio del crecimiento económico. Asegura además que la economía mundial posibilita que los más ricos sigan acumulando grandes fortunas, mientras que cientos de millones de personas luchan cada día para sobrevivir con salarios de pobreza.

Esta publicación del informe coincide con la jornada inaugural del Foro Económico Mundial en Davos (Suiza) que reúne a los más importantes líderes políticos y económicos de todo el mundo.

Otro de los datos entregados por el informe, referente a la diferencia de ingresos entre ricos y pobres, es que desde el año 2010, la riqueza de esta élite económica ha crecido en un promedio del 13% al año; seis veces más rápido que los salarios de las personas trabajadoras que sólo han aumentado un promedio anual del 2%.

Respecto a América Latina y el Caribe, el 10% más rico de la población concentra el 68% de la riqueza total, mientras el 50% más pobre sólo accede al 3,5% de la riqueza total.

Mientras que el 16% de los trabajadores asalariados y el 28% de los trabajadores por cuenta propia se encuentran en situación de pobreza.

Otro dato relevante es que en 2016, 61 personas poseían la misma riqueza que la mitad de la población mundial. Este dato fue calculado por Oxfam a partir de datos de Credit Suisse.

Algunas de las razones de esta situación, según la organización, son la erosión de los derechos de las personas trabajadoras, la excesiva influencia de las grandes empresas en la formulación de políticas públicas y el apremio constante de las empresas por minimizar los costes para, así, maximizar los beneficios de los accionistas.

“El boom de los milmillonarios no es signo de una economía próspera, sino un síntoma del fracaso del sistema económico. Se explota a las personas que fabrican nuestras ropas, ensamblan nuestros teléfonos y cultivan los alimentos que consumimos para garantizar un suministro constante de productos baratos, así como engrosar los beneficios de las empresas y sus adinerados inversionistas”, dijo respecto al informe Winnie Byanyima, directora ejecutiva de Oxfam Internacional.

Los cálculos de Oxfam se basan en los datos del Global Wealth Databook publicado en noviembre de 2017 de Credit Suisse sobre la distribución de la riqueza a nivel global, y la lista de milmillonarios de Forbes publicada en marzo de 2017. Por su parte, el indicador sobre trabajadores latinoamericanos en situación de pobreza es un promedio ponderado de las diferentes incidencias por país, como reporta CEPAL.

Oxfam entrega además algunas recomendaciones para revertir esta situación, tales como limitar los dividendos de los accionistas y altos directivos y garantizar salarios dignos, acabar con la brecha salarial entre hombres y mujeres, protegiendo los derechos de las mujeres trabajadoras; garantizar que los más ricos paguen los impuestos que les corresponden aplicando impuestos más elevados y combatiendo la evasión y elusión fiscal, entre otras.

Loading...
Revisa el siguiente artículo