Se complica futuro político de Lula: jueces aumentan condena

Por unanimidad. Los tres magistrados votaron por elevar la pena de cárcel del exmandatario a 12 años y un mes

Por Metro Internacional

El futuro político del expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva se complica cada vez más, sobre todo luego del fallo de la Corte de Apelaciones que ratificó y aumentó por unanimidad la condena por corrupción y lavado de dinero que pesa sobre el exmandatario.


12

años y un mes de cárcel es la nueva condena dictaminada por el Tribunal de Apelaciones


Además, los jueces João Pedro Gebran Neto, Leandro Paulsen y Victor Luiz dos Santos Laus, votaron a favor  de incrementar la sentencia de nueve años y medio a 12 años y un mes de cárcel para Lula.
Sin embargo, el exmandatario no se irá inmediatamente a prisión. El Tribunal informó que nadie va a dar la orden de arrestarlo hasta que se agoten todas las instancias.

¿Qué viene ahora?

El expresidente puede dirigirse al Tribunal Superior de Justicia para apelar respecto a la decisión de este miércoles, de acuerdo con el periodista brasileño João Paulo Charleaux, en conversación con Metro.

Lo más complejo para Lula tiene relación con su futura candidatura presidencial. La ley brasileña impide al exmandatario postularse a cargos públicos por varios años.

No obstante, dicha legislación es muy cuestionada y ya hay “decisiones favorables a políticos en esta misma situación en otras partes de país”, de acuerdo con Charleaux.

Sobre elecciones es más complejo.

La ley que lo impediría de candidatarse es muy cuestionada. Hay decisiones favorables a políticos en esta misma situación en otras partes de país.

Un juez dictaminó que la empresa constructora OAS preparó y renovó un departamento sobre la playa en la ciudad de Guaruja que iba a ser entregado a Lula. Se suponía que era en pago por favores, incluidos contratos con la petrolera estatal Petrobras.

Además, Lula tiene pendientes otros seis juicios. Se lo acusa, entre otras cosas, de haber recibido coimas como propiedades por hacer favores y de haber aceptado pagos de Odebrecht a cambio de facilitar créditos del Banco de Desarrollo Estatal.

Los abogados de Lula rechazan todas las acusaciones, dicen que no hay suficientes pruebas o que fueron inventadas, y que los fiscales y los jueces lo persiguen porque quieren empañar su legado e impedir que vuelva a postularse.

Loading...
Revisa el siguiente artículo