Cómo sobrevivir a un ataque nuclear

La amenaza de una explosión nuclear parece más inminente, después de una falsa alarma en Hawái. ¿Qué hacer si es que se transforma en una realidad?

Por Metro Internacional

El sábado, miles de personas en Hawái recibieron una alerta en sus teléfonos advirtiéndoles de la llegada de un misil balístico. Les dijeron que buscaran refugio inmediato y que “esto no era un simulacro”, provocando ataques de pánico a la seguridad ya que la gente temía por sus vidas.

Treinta y ocho minutos después, otra alerta llegó asegurando que la advertencia había sido una falsa alarma.
Para muchos en Hawai y más allá, sin embargo, eso no significó que su miedo haya disminuido. Los misiles balísticos están diseñados principalmente para montar armas nucleares, y la creciente amenaza de un ataque nuclear ha estado amenazado a los estadounidenses durante meses.

“El riesgo de una guerra nuclear inadvertida ha aumentado a un nivel simplemente inaceptable”, dijo el senador estadounidense Ed Markey en una conferencia en Harvard, en noviembre.

Las búsquedas en Google de términos como “cómo sobrevivir a un ataque nuclear” han aumentado durante la presidencia de Donald Trump, especialmente después de sus comentarios sobre Corea del Norte, como cuando dijo en agosto que “Corea del Norte no debe hacer más amenazas a Estados Unidos. Se encontrarán con fuego y furia como el mundo nunca ha visto”.

A raíz de esa declaración, los expertos han advertido que ahora es más probable que el país asiático lance un misil en Estados Unidos. Aunque algunos dicen que aún faltarán unos años para que Corea del Norte sea capaz de lanzar un misil tan lejos.

Pero con la falsa alarma de Hawái durante el fin de semana, que hizo de la amenaza algo demasiado real para algunos residentes, surge la pregunta: ¿qué podemos hacer frente a un ataque con misil?
Primero, el consejo en la alerta era un buen comienzo: buscar refugio.

ataque nuclear

“Si se emite una advertencia de ataque, protéjase lo más rápido que pueda, bajo tierra si es posible, y quédese allí hasta que se le indique que haga lo contrario”, dice Ready.gov, un sitio de Fema y del Departamento de Seguridad Nacional creado para ayudar a las personas a prepararse para todo tipo de desastres, incluida una explosión nuclear. “Encuentre el edificio más cercano, preferiblemente construido con ladrillos u hormigón, y entre para evitar cualquier material radioactivo de afuera”.

Aunque una explosión nuclear puede aparecer como un escenario del tipo “fin del mundo”, los expertos dicen que las investigaciones recientes y las guías de planificación federal muestran “que se pueden salvar 100.000 vidas mediante una planificación adecuada y el conocimiento de las acciones apropiadas” que las personas pueden tomar a raíz de una detonación nuclear.

Qué hacer antes de una explosión nuclear

Antes de que el misil esté en camino, hay algunos pasos que puede tomar para estar un poco más preparado. Ready.gov aconseja a las personas que creen un kit de suministros de emergencia con todos los elementos básicos, desde agua, alimentos no perecederos, una radio a pilas o de manivela, un botiquín de primeros auxilios, toallitas húmedas y más.

Junto a ese kit, los expertos creen que se debe preparar un “plan de emergencia familiar”, repasando cómo planeas recibir alertas de emergencia, dónde pretendes resguardarse, cualquier ruta de evacuación y cómo comunicarte con tus seres queridos a raíz de un ataque.

Es posible que su comunidad también tenga algunos refugios anti nucleares designados, así que busque si algún edificio público se convertirá en refugio o haga una lista de lugares cercanos a donde podría ir, como túneles del metro, su lugar de trabajo o una escuela.

De acuerdo con Ready.gov, hay tres factores principales para protegerse de la radiación y la lluvia nuclear después de un ataque: distancia, refugio y tiempo.

Aléjate de la explosión

Mientras haya más distancia entre tú, la explosión y la caída de partículas, mejor”, advierten los expertos.
Eso significa buscar refugio bajo tierra si es posible, porque un sótano proporcionará más protección que el primer piso de un edificio.

Protégete de las consecuencias

Al igual que con la distancia, mientras más materiales haya entre tú y el mundo exterior, mejor estarás protegido de las partículas radiactivas.

El objetivo es ponerse detrás o debajo de materiales pesados y densos, como paredes gruesas, concreto, ladrillos, libros e, idealmente, la tierra, dicen los expertos.

Espera
La última clave para sobrevivir es el tiempo.

“La radiación pierde su intensidad con bastante rapidez”, según Ready.gov. “Con el tiempo, podrás abandonar el refugio de lluvia radiactiva. La lluvia radiactiva representa la mayor amenaza para las personas durante las dos primeras semanas, momento en el que se ha reducido a aproximadamente el 1 por ciento de su nivel de radiación inicial”.

Espera a permanecer refugiado durante al menos 24 horas después de una explosión, a menos que los funcionarios del gobierno lo notifiquen de otra manera, y permanece protegido lejos de materiales posiblemente radiactivos del exterior.

Si estás afuera durante una explosión

¿Qué pasa si no puedes entrar a tiempo o no tienes el refugio adecuado? Asegúrate de que primero apartas la vista del la luz o de la bola de fuego. Te pueden cegar, dicen los expertos.

Debes ponerte a cubierto debajo de cualquier cosa que pueda ofrecer alguna protección, y tirarte en el suelo con la cabeza cubierta. Aunque la explosión ya pudo haber ocurrido, la onda expansiva podría tardar 30 segundos o más en llegar a donde estás, dependiendo de la distancia.

“Recuerda que cualquier protección, por temporal que sea, es mejor que ninguna”, según Ready.gov. “Y mientras más protección, distancia y tiempo puedas aprovechar, mejor”.

Límpiate lo más pronto posible después de la explosión y sella la ropa contaminada en una bolsa para evitar que se propague cualquier material radiactivo. “La eliminación de la capa externa de la ropa puede reducir hasta el 90 por ciento del material radioactivo, según Fema. Debes sí o sí buscar refugio.

Si estuviste afuera durante la explosión, ducharse te ayudará a estar limpio, aunque los expertos advierten de no restregarse o rascarse la piel con “demasiada agua y jabón”. Use champú en el cabello, pero no acondicionador, “porque se unirá” material radiactivo para su cabello, evitando que se enjuague fácilmente. “(Nadie dijo que el apocalipsis sería bonito).

Finalmente, sigue escuchando noticias sobre qué hacer y qué áreas evitar cuando salgas de tu refugio. Hay más consejos de Fema y “Homeland Security” disponibles en sus sitios web.

Por: Kristin Toussaint
www.metro.us

Loading...
Revisa el siguiente artículo