Día de la Altagracia estuvo marcado por el tema aborto

Obispo Nicanor Peña. Reafirma rechazo de la igesia al aborto y llama a los dominicanos estar “unidos por la fe”.

Por Ivelisse Rosario

Al celebrarse ayer el Día de la Virgen de la Altagracia, cientos de ciudadanos se trasladaron a la Basílica de Higüey y a parroquias del país, para cumplir promesas y dar honor a la “patrona de los dominicanos”, como tradicionalmente le llaman los fieles.

Como es costumbre, en esta Basílica la Iglesia Católica realizó una misa en la cual se encontraba el presidente de la República, Danilo Medina, acompañado de su esposa Cándida Montilla de Medina.

Junto al mandatario también dijo presente la vicepresidenta de la República, Margarita Cedeño de Fernández; la ministra de Salud Altagracia Guzmán Marcelino; el ministro administrativo de la Presidencia José Ramón Peralta; Gonzalo Castillo del MOPC,entre otros funcionarios, quienes presentaron su devoción y respeto a la Virgen en su día.

La misa

Durante la celebración de la misa a la “protectora de los dominicanos”, el obispo de la Diócesis de Nuestra Señora de la Altagracia, Gregorio Nicanor Peña, aprovechó la ocasión para recordar el llamado que tiene la iglesia ante los más necesitados del país.

En su sermón el Obispo afirmó que con los acontecimientos que se viven hoy, la Virgen quiere unión.
“Quiere nuestra madre que todos los dominicanos estemos unidos como una sola familia y que vivamos unidos por el lenguaje de la fe”.

En ese mismo orden, en la homilía y llamado a la población de Nicanor Peña, frente a un iglesia llena de feligreses, manifestó su rechazo y el de la iglesia al aborto, tema que mantiene a algunos sectores sociales en conflicto  ante su aprobación.

Fe y devoción

El Obispo, que también es presidente de la Conferencia Episcopal Dominicana, afirmó que “la devoción hacia la Virgen de la Altagracia es la mayor garantía de la supervivencia del pueblo dominicano como nación”.

Día esperado

En los alrededores de la Basílica se podían observar las carpas instaladas por los feligreses, quienes asistieron con diferentes motivos, pero con un mismo fin.

Es bueno recordar que aunque en el país existen varios tipos de religiones y no todos veneran la Virgen de la Altagracia, la población católica que tiene República Dominicana espera con ansias la celebración del 21 de enero; muchos de los que asisten caminan largos kilómetros por promesas hechas a la “patrona del pueblo dominicano” y manifiestan que la Virgen les ha concebido grandes milagros y que tienen plena fe y confianza en ella.

Datos de la historia

Nuestra Señora de la Altagracia o Virgen de la Altagracia es una advocación mariana católica considerada como la “madre protectora y espiritual del pueblo dominicano”.

La fecha del 21 de enero fue declarada como fiesta oficial religiosa por el poder eclesiástico de la Iglesia Católica, según una carta del arzobispo Isidoro Rodríguez Lorenzo.

Loading...
Revisa el siguiente artículo