Metrónomo: Lucha y Oscuro

Lucha

Para pelear se necesitan dos; y en los temas jurídicos, por principio, deben siempre aparecer. El peor de los criminales tiene derecho a la defensa.

La misión del abogado es encontrar el hueco legal en el tejido de la ley. Lo mismo pasa cuando lo político se aborda desde lo jurídico.

Aparecerán los abogados políticos para defender la cara o la cruz de la moneda en debate. A eso hemos llegado en la discusión de la ley de partidos políticos.

La discusión sobre si las primarias deben ser abiertas o cerradas es política. El problema es que se quiere ganar con argumentos jurídicos.

La interpretación es libre, así que por cada texto claro aparecerá más de un abogado que lo complique. El enfrentamiento entre Danilo y Leonel define a los defensores de una u otra modalidad.

Los abogados de Leonel defenderán primarias cerradas. Los de Danilo, las abiertas.

El deseo de uno por regresar y del otro por quedarse está condicionando el futuro de los partidos políticos. No están midiendo el coste de la lucha.

Oscuro

Lo que el tiempo debe aclarar, ahora resulta que se oscurece. El caso de Quirinito está dejando al descubierto una red de complicidad sin precedentes.

La ingenuidad más infantil se combinó con ambición descarada para producir la fuga más audaz. Ahora se sabe que el enfermo de cáncer era otro;  y que compraron un féretro que nunca se usó. Cosas veredes.