Metrónomo: Desinterés y Problema

Desinterés

La prioridad de una administración se descubre siguiendo el destino de los pesos. No parece que la salud sea un tema de preocupación en esta administración, porque el presupuesto que se necesita no se asigna y, algo peor, del asignado se quitan partidas. Nada más y nada menos que dos mil quinientos millones de pesos. Este dinero engrosará el presupuesto del senado, los diputados y la JCE.

La decisión se toma en medio de la peor parálisis del sector salud. El más de medio centenar de hospitales intervenidos todavía están distantes de ponerse en condiciones de brindar un servicio confiable. Agregándole a eso, las huelgas constantes de los médicos. Las dos cosas hacen imprescindible un presupuesto adecuado para atender esas necesidades. Ahora, unido al silencio del ministerio, tenemos esta decisión que habla del desinterés del Gobierno.

Problema

El PRD, como era de esperarse, ha resultado mal compañero de cama para el Gobierno. El encontronazo entre Miguel Vargas y César Mella puso entre la espada y la pared al presidente Danilo Medina. El tema fue manejado con tan poco tacto político que el mandatario lleva todas las de perder con cualquier decisión que tome. Si lo quita, pierde ante el pueblo; si lo deja, pierde ante su aliado.

El doctor Mella no da muestras de dejar el cargo por voluntad propia. Esa actitud se la pone en China a Miguel y a Danilo. La política aconseja que no lo sustituya, pero para eso tendrá que convencer al Canciller. La tarea no debe ser difícil. Medina sabe por dónde es que prende Vargas. Lo que ató la negociación en campaña puede atarlo de nuevo en el Gobierno.