Metrónomo: "Duda" y "Tiempo"

Duda
El canciller Miguel Vargas continúa teniendo fe en el diálogo entre oficialistas y oposición de Venezuela. La esperanza es lo último que se pierde. La apuesta criolla por la sensatez tiene un mal aliado en Maduro y su camarilla. El inmaduro Nicolás motejó de terroristas a la oposición.

Esa declaración destruye la limitada confianza entre las partes. Las conversaciones se han alargado más allá de lo razonable. El problema social y económico de ese país es tan grave que no resiste dilaciones.

Las condiciones exigidas por la oposición no han sido satisfechas. El resultado más probable de la próxima ronda de intercambio sea la decisión de no seguir conversando. En Venezuela hay un proceso de innegable vocación autoritaria.

No se puede seguir brindando balones de oxígeno a ese odioso régimen. Pero mantengamos el beneficio de la duda hasta la próxima reunión. Ojalá salga algo de ahí

Tiempo
El presidente de la JCE, Julio César Castaños, dice que casi no queda tiempo para aprobar y aplicar la ley de partidos políticos.

Eso precisamente era el secreto deseo de los diferentes líderes partidarios, sobre todo los del partido morado.

El desorden de la falta de reglas los ha favorecido siempre. Así que piensan como inconveniente cambiar lo que no luce mal. El que pierde es el pais.