Metrónomo: Trampa y Error

Trampa

La oposición venezolana se encuentra en una tremenda encrucijada, porque tiene cerrados los caminos de la convivencia pacífica y siente miedo a la lucha en las calles.

Los políticos venezolanos de la vieja guardia muestran preferencia por participar en cualquier proceso, aunque carezca de garantías. Las elecciones regionales fueron una muestra de los beneficios logrados con la legitimización del régimen de Maduro.

Esos señores, se conforman como siempre con un pedazo del pastel gubernamental. Los líderes políticos nuevos, en cambio, saben que la única vía de solución que queda es la presión en las calles. Las elecciones son una trampa.

Así que lo mejor es dejar que Maduro corra solo para lograr la reacción diplomática del continente. Unos comicios sin transparencia y equidad no conseguirán muchos reconocimientos.

Error

No bien termina el bochinche por la mala interpretación del acuerdo, y ahora las autoridades de salud encienden el avispero responsabilizando a los médicos de las muertes maternas.

Esa es la peor manera de recuperar las condiciones mínimas de confianza necesarias para restaurar el sistema de salud.

La doctora Altagracia Guzmán Marcelino erró el tiro con este reglamento de sanciones. No conseguirá el resultado esperado, reducir las muertes, pero sí el inesperado de la mala voluntad de los médicos.