Espejo de Papel: Dignidad diplomática

Espejo de Papel: Dignidad diplomática

La prensa española afirma que Zapatero pasó de mediador a mensajero en el diálogo venezolano. Ese calificativo puede aplicarse a todos los participantes con excepción de México y Chile, porque la aparente neutralidad dominicana resulta más que sospechosa.

El desborde oratorio de Jorge Rodríguez puso en evidencia el poco equilibrio en las conversaciones y luego, para rematar, llega un acuerdo que nada tenía que ver con lo acordado.

La comedia del diálogo terminó, pero aún no termina la desesperada realidad del pueblo venezolano. La neutralidad ante la barbarie es complicidad.

En Venezuela hay víctimas y un victimario. No aplica neutralidad. Recuperemos la dignidad diplomática.

Recomendamos:

Metrónomo: Torre de Babel y Orgullo

#LaVerdadVerdad: La necesaria vigilancia