Metrónomo: Ecuación positiva e Implantes

Ecuación positiva

Los problemas abundan, el dinero es escaso, los impuestos elevados y la informalidad mayoritaria. La ecuación conduce a cualquier lado, pero menos al progreso. La principal tarea en materia gubernamental es precisamente encontrar una ecuación alternativa con resultados más prometedores.

La tarea requiere de una voluntad política poco usual en nuestra historia. La nueva ecuación económica debe comenzar con la variable de la austeridad gubernamental. Los gastos deben reducirse y focalizarse allí, donde sea más prioritario.

El gigantismo público debe ceder el espacio a una versión de aparato gubernamental más reducido, en cuanto a personas y organismos.

La tan cacareada reforma fiscal integral debe comenzar a discutirse con un verdadero espíritu transformador. No se puede apostar por más de lo mismo. El país necesita un impulso impositivo que permita recuperar el ahorro, la inversión y mejores salarios.

No puede faltar el esfuerzo para formalizar la informalidad. El progreso será imposible mientras seis de cada diez empresas estén de espaldas a sus responsabilidades fiscales. No se puede seguir perdiendo el tiempo. El trabajo es mucho y el tiempo corto.

Implantes

La medicina barata tiene un alto costo en vidas humanas. Se imponen niveles de exigencia de calidad a los suplidores que impida la venta de implantes inservibles.