Metrónomo: Risa

Risa

Los iguales se juntan en ideas y acción. La reacción de Cuba, a la decisión de Perú de no invitar a Venezuela a la Cumbre de las Américas, fue una airada filípica en contra de la intromisión en los asuntos internos de su aliado.

Lo que no puede comprender Cuba es que en esa reunión se dan cita países democráticos y, lamentablemente, Venezuela hace mucho dejó de serlo.

No es suficiente que estén convocadas elecciones. La falta de garantías de ese proceso lo invalida para ser tomado en serio. La mayoría de partidos y líderes opositores con capacidad competitiva siguen Inhabilitados.

Nicolás Maduro no muestra voluntad de enmienda. Ahora se le ocurrió decir que irá a la  Cumbre de todas formas. Un pronunciamiento bravucón  que no está en capacidad de materializar. La risa sería la reacción natural si la situación del pueblo no fuera tan trágica.