Metrónomo: Corrupción y Maestros armados

Corrupción

No hay país que nos gane en eso de los malos indicadores. En todas las listas negativas nosotros ocupamos un lugar de privilegio. La última calificación de Transparencia Internacional nos coloca entre los cinco países más corruptos del mundo.

La noticia solo sorprende a los encumbrados en el poder y a los vividores del presupuesto público. La respuesta al resultado no es de aceptación para corregir, sino de justificación para negar el fenómeno. La gran desgracia de nuestra sociedad es que la corrupción lo inunda todo, pero la autoridades no quieren verla. Esa ceguera contribuye a su reproducción. La corrupción del sistema dificulta que los ciudadanos íntegros perduren en el servicio público. El pais espera que el buen sentido se imponga y empecemos a trabajar para reducir ese terrible flagelo.

Maestros armados

Los ciudadanos estadounidenses están muriendo por las armas de fuego y la solución que se plantea es armar a los maestros.

Lo increíble no es la propuesta, sino que casi la mitad de los ciudadanos la acepten. El respeto casi sagrado de las armas está acabando con la imagen de seguridad en ese país. La influencia que tiene la Asociación Nacional del Rifle a través de legisladores pagados con su dinero bloquea cualquier iniciativa legal y las que acepta lleva al incremento de Armas en las calles. Una irracionalidad.