Metrónomo: El toro y Locura

El toro

La recomposición del PRD es un sueño para unos pocos y una pesadilla para muchos. Ese partido está en cuidados intensivos y parece que de ahí no saldrá. El pasado glorioso que lo animaba no habita en sus siglas. La mayoría de sus dirigentes permanecen para usarlo como puente que conduce a un puesto público. El mal ejemplo que da su máximo dirigente se replica en los pequeños. El oportunismo comercial es el rasgo característico de ese partido. La historia demuestra que un dirigente mediocre puede disminuir una gran organización, pero nunca podrá regresarla a la grandeza. El partido que se convierte en bisagra lo hace para siempre. Las declaraciones de Victor Gómez Casanova sobre la reelección de Danilo disgustó a Miguel, pero el mismo Vargas sabe que al final hará lo mismo. El PLD engorda el toro, pero para comérselo. No lo dejará pastar en el portero electoral.

Locura

La noticia de los indocumentados atrapados intentando llegar a Puerto Rico sorprende. La realidad es que la “Isla del Encanto” está peor que nosotros. El hecho producido una cuántas horas después que Danilo pintara su paraíso terrenal en la rendición de cuentas pone perplejo a más de uno. La racionalidad de los viajeros ilegales por el canal de La Mona nunca fue mucha, pero ahora luce ser nula. Lo único que explica la aventura es que sirve para llegar a territorio continental norteamericano.