Metrónomo: Disciplina

Disciplina

El caos amenaza con enseñorearse del único espacio de esperanza en la administración pública: la educación. La guerra declarada entre el poderoso sindicato y las autoridades de educación se está saliendo de cauce. El conflicto de intereses no debe cobrarse el año escolar de los niños dominicanos. El ministro Navarro tal vez pudo manejarse mejor eliminando la excusa de las ternas, pero lo hecho está hecho y mucho mejor que en el pasado.

Los maestros no le armaron ese lío a Carlos Amarante Baret cuando nombró a dedo a todos los directores regionales. Claro, ahora sabemos que las esposas de algunos influyentes dirigentes ocupaban los cargos. Así no puede seguirse manejando la política. El pais no puede partirse como un pastel de cumpleaños entre los compañeritos del PLD. Ahora la sociedad espera que los platos rotos por la falta de liderazgo ejercido sobre los miembros de un mismo partido los pegue la máxima autoridad del PLD y el presidente del país. No pueden dañar lo único que parece va por buen camino. Disciplinen esos compañeros.