Metrónomo: Hagámoslo y Números

Hagámoslo

El rifirrafe con el tema migratorio continúa, ahora desde su lado internacional. El pedido de la CIDH molestó hasta a los más moderados y tolerantes. Los radicales del nacionalismo consideran sagrada la sentencia 168, mientras que los moderados hacen lo mismo con la ley 169.

La CIDH busca que el pais elimine las dos. La pretensión es un total absurdo, porque ningún país respetable renuncia a su soberanía jurídica.

Tanto la sentencia como la ley de naturalización tienen sus contradictores, pero ninguno aceptaría que desaparezcan por un mandato extranjero.

Ahora bien, se hace imprescindible apurar el paso en la restauración de la condición de nacionales de todos aquellos que lo merezcan. Esa es la única manera de quietarles el argumento. Hay hacerlo bien, pero hagámoslo de una vez.

Números

La sastrería de Asisa comenzó a funcionar. Los números sirven para hacerle un flu a más de uno. Lo primero es que parece que el contratista de origen es Margarita y no Leonel.

La posición aventajada de la vicepresidenta en más de una de las respuestas lo indica. Pero se cuidó la firma de tratar con guante de seda a Leonel Fernández.

Queda claro para todos que la reelección no tiene posibilidad ninguna y ni tampoco Danilo. Así que queda despejado el camino para el León o para la Margarita.

Tendremos que esperar números más neutrales.