Metrónomo: Bobadas

Bobadas

El descrédito de los partidos y la política es producto de la sordera. La clase política no escucha lo suficiente y, sobre todo, en los temas que tienen que ver con el sistema de consecuencias.

La sociedad y los medios de opinión reaccionaron escandalizados por el abusivo comportamiento de los miembros de la Cámara de Cuentas. Esos señores, además de aumentarse el salario, ya se habían repartido una bonificación jugosa.

El clamor para que sean sometidos aumenta, pero los señores legisladores oficialistas no se deciden a poner el tema en la agenda. El asunto es político.

Los miembros del órgano fiscalizador son todos del PLD y parece que está permitido a todo miembro de ese partido depredar los recursos del presupuesto del país impunemente.

Lo increíble es que los legisladores tengan tiempo de discutir iniciativas tan bobas como el tema de los uniformes de las domésticas y no lo tienen para otros temas de mayor calado.

Así no se puede construir confianza. Esa clase de conducta es la que pone en riesgo de colapso todo el sistema político.