Metrónomo: Ceguera

Ceguera

Los progresistas latinoamericanos caen en los mismos errores de sus contrarios conservadores. Ahora están todos esforzándose por buscarle la quinta pata al gato del proceso anticorrupción  en contra de Lula.

Aquí exigen un sistema de consecuencia, pero allá lo critican. La justicia brasileña, con sus defectos, ha realizado lo que ninguna otra ha podido, juzgar y encarcelar a casi quinientos dirigentes de todos los partidos.

Los argumentos más increíbles son ensayados para desacreditar un proceso que debería ser imitado por nosotros.

El PT allá hizo lo mismo que hace el PLD aquí: organizar una estructura de impunidad y corrupción que acaba con los recursos públicos en favor de los compañeritos.

Los argumentos señalan la mano larga del imperialismo gringo como responsable de una persecución selectiva o también critican supuestos errores procesales de los jueces. Lo que no quieren aceptar es el gran fracaso de esa izquierda que se vendía como diferente a la derecha y ha terminado por practicar los mismos vicios.

La corrupción, definitivamente, no sabe de ideologías. La honestidad intelectual requiere que se critique el mal en las filas de los contrarios, pero también en las propias. Lo que hemos visto es una ceguera protectora.