Espejo de Papel: Detenerse

Espejo de Papel: Detenerse

La ambición o el instinto de conservación tienen efectos contraproducentes. La ambición de los poderosos puede destronarlos del poder.

El instinto de conservación conduce, a menudo, a la perdición. Aferrarse en exceso derriba. Protegerse, afectando intereses de terceros, termina por dañarnos.

La prudencia nunca debe faltar al buen político, el sentido de los límites, esa capacidad de calibrar la fuerza del poder. En los regímenes de libertad el que avasalla pierde. El país no quiere imposiciones.

Los señores del poder actual deben mostrar inteligencia para detenerse. La aprobación de las primarias abiertas es un abusivo gesto político.

Se reclama humildad.

Recomendamos

Metrónomo: Designación y Casa dividida

#LaVerdadVerdad: Ha llegado carta: El Papa y los abusos en Chile