Metrónomo: Hombre del maletín

Metrónomo: Hombre del maletín

La cultura popular es creativa a la hora de nominar comportamientos en las instituciones públicas.

Por muchos años se ha hablado del hombre del maletín para describir al mensajero de los sobornos.

La descripción singular y en singular puede llevar a pensar que solo era una persona la encarna de esta tarea.

La verdad es que no. Parece que muchos han realizado y realizan esta tarea.

Ahora que el más exitoso hombre del maletín parece no poder operar, la gente se pregunta quién fungirá como tal para lograr la aprobación de la ley de partidos. Los números no cuadran. Así que todo el mundo espera que el poder utilice el último recurso para conseguir conformidad: el dinero.

Esa es la razón de que todo el mundo vuelva a referirse al hombre del maletín.

Las malas lenguas indican que ya anda ofreciendo millones de pesos. Algunos diputados, con toda razón, piden que se identifique al responsable.

Pasarán los días y podremos comprobar si el hombre del maletín ya pasó a la historia.