Metrónomo: Sin límites

Sin límites

Las investigaciones judiciales sobre corrupción casi nunca tienen que ver con la justicia. El nexo entre periodistas y procurador sigue también.

La costumbre. El Gobierno, que se encuentra en horas bajas de popularidad, necesita mucho ruido para esconder las malas artes detrás del esfuerzo por aprobar las primarias abiertas. Los barullos justicieros despiertan el morbo.

La gente empieza a hacer las especulaciones más fantasiosas, pero también combinaciones posibles. Rafael Núñez, por ejemplo, señala que desde el Centro de los Héroes se intentó chantajear a dos periodistas para que comenzaran a vincular a Leonel Fernández con Ángel Rondón.

La idea es, porque el propósito se mantiene, asustar al líder de la tendencia contraria para que desista de sus esfuerzos por obtener o candidatura morada.

Si todo eso es cierto, las cosas se estarían saliendo del carril. Así que será mejor agarranos, porque el golpe nos dejará magullados a todos.

Esta política nuestra no tiene límites.