Metrónomo: Mal momento y Egoísta

Mal momento

Un mal arreglo es mejor que ningún arreglo. Así podría resumirse la postura con respecto al acuerdo de USA con Irán. El acuerdo consiguió, por lo menos, diferir unos diez años la amenaza nuclear proveniente de ese país.

El presidente Trump ha dado una patada al trato. Ahora regresamos a los tiempos de incertidumbre y tensión. Mal momento para el mundo.

Egoísta

Los políticos criollos tiene una voluntad de poder incombustible. La ambición de todos morirá un día después que sus cuerpos.

El caso aplica para Leonel, Danilo y, claro, no puede faltar el aspirante eterno Hipólito Mejía. El gurabero ha perdido en dos procesos presidenciales y una convención partidaria y todavía le quedan ganas para seguir aspirando.

Las encuestas indican que su popularidad es baja y su tasa de rechazo enorme, pero aún así busca de nuevo la ñoña.

El derecho lo tiene, pero faltan las circunstancias. Lo que impone su edad y condición es dedicarse a fortalecer la institucionalidad partidaria, comportarse como un árbitro. Lo increíble es que se dedica a todo lo contrario.

Ahora es portador de sobresaltos. Alguien debe decirle que ese comportamiento afecta su partido y a la estabilidad democrática.

Él no tiene posibilidad, pero sí puede ayudar a que otro la tenga. No puede terminar su carrera como un egoísta.