La resolución del PRM sobre las primarias es conforme a su Estatuto

La resolución del PRM sobre las primarias es conforme a su Estatuto

El Partido Revolucionario Moderno a través de su Dirección Ejecutiva, que es el máximo organismo de dirección de ese partido, asumió e hizo pública su posición sobre un acontecimiento de gran interés nacional, que es la iniciativa de aprobar una ley que regule el accionar de los partidos políticos. Entre otras observaciones, el PRM asumió como conveniente que en la referida ley se consignara que las elecciones primarias de los partidos se lleven a cabo con su propio padrón en lugar del padrón de la JCE.

Algunos dirigentes del Partido han cuestionado públicamente la competencia de la Dirección Ejecutiva para tomar esta decisión, argumentando que tal resolución debió ser llevada ante la Comisión Política para su ratificación. Esta afirmación no es legalmente correcta pues, si bien es cierto, que entre las atribuciones de la Comisión Política está  la de “discutir y aprobar la línea estratégica general y de coyuntura del Partido”, la Dirección Ejecutiva es sin embargo, el organismo competente para “fijar la posición del partido ante acontecimientos nacionales e internacionales”.

Como se puede advertir fácilmente, el tema que nos ocupa está lejos de constituir la “línea estratégica” del partido. La estrategia está definida como el conjunto de pasos o acciones a dar para alcanzar un fin determinado. Jamás podrá confundirse con estrategia un acontecimiento político o legislativo en particular.

Para justificar la ilegitimidad de la resolución de la Dirección Ejecutiva también se ha alegado que no se agotó el procedimiento contemplado en el estatuto denominado “consulta de dirigentes”. La consulta de dirigentes Jamás será entendida como aplicable a los dirigentes que pertenezcan al organismo donde se ha tomado la decisión objeto de la consulta. Esta consulta es un mecanismo de participación democrática para conocer la opinión de un amplio conjunto de dirigentes que en principio no estaban llamados a opinar y decidir sobre el tema de que se trate.

La Dirección Ejecutiva ratificó su decisión y la misma ha sido acatada por los perremeístas que la objetaban; no obstante es oportuno y necesario formular estas aclaraciones para que no quede dudas y no tome cuerpo este precedente erróneo.

Es auspicioso saber que ya existe en Rep. Dominicana un partido político donde las peleas son de carácter legal.