Metrónomo: División y Malcriado

División

Divide y vencerás decía Julio César. La máxima alude a la facilidad de derrotar a un enemigo carente de unidad.

Este principio, de origen militar, se aplica a una actividad menos violenta en apariencia, la política. La idea es que sería más ventajoso romper o dividir lo que se opone a la solución de un problema.

Esta táctica se acostumbra a emplear contra los adversarios; pero Danilo, en una variación de la costumbre, decidió emplearla en contra de sus compañeros de partido.

El PLD impera porque dividió a la oposición . Nadie podrá explicar cómo pretende prevalecer con su propia casa dividida.

Malcriado

Una característica que distinguía a los miembros fundadores del PLD era la imitación de gestos y tono de voz del profesor Juan Bosch.

Lamentablemente la imitación solo se quedó en esas características superficiales. Ninguno ha intentado imitarlo en su conducta moral. Una de las reacciones características de Bosch era indignarse ante preguntas que consideraba irrespetuosas.

En más de una ocasión abandonó programas en vivo. Franklin Almeyda sigue al profesor en esa mala costumbre. La edad lo ha tornado malcriado. No acepta preguntas incómodas. Mala condición para un político activo.