No es tenis, pero qué buena idea

No es tenis, pero qué buena idea

En noviembre próximo, República Dominicana será sede del Torneo Invitacional Global de Olimpiadas Especiales, en el que participarán más de 400 atletas con capacidades diferentes, provenientes de unos 40 países.

Hace unos días se hizo el anuncio oficial del evento, en el que pude participar y en el que se dieron los detalles del torneo que se jugará en el Parque del Este de Santo Domingo en diversas categorías y modalidades.

Esta iniciativa es organizada por el Despacho de la Primera Dama, en conjunto con el Ministerio de Deportes, la Federación Dominicana de Tenis y Olimpiadas Especiales.

A pesar de que esto no es tenis per se, no veremos a super atletas, ni tampoco jugadas espectaculares, a quienes gustamos de este deporte nos debería hacer sentir orgullosos de que nuestra disciplina sirva de canal para lograr una mayor inclusión para las personas con discapacidades mentales.

Durante el encuentro surgieron preguntas como cuál sería el objetivo del país en el torneo, pero en mi caso, muy consciente, entiendo que el hecho de tener esta oportunidad para a la vez brindar también la oportunidad a estos atletas de competir, de representar a sus países, de compartir normalmente en un espacio en el que se sentirán a gusto, vale más que todas las medallas que Dominicana pueda ganar.

En una sociedad como la nuestra, donde se discrimina al negro, al pobre, a la persona con discapacidad y a todo el que parezca inferior ante la vara inequívoca con la que medimos a cualquier buen samaritano, estas actividades marcan una diferencia.

Sé que no todo el que asista entenderá el mensaje que se quiere llevar sobre el tema de la inclusión, pero al menos empezará a crear conciencia al respecto, pues esto no se trata de mirar a esos niños con pena o lástima, sino de entender que dentro de las diferencias que tenemos, seguimos siendo personas como yo o como usted que está leyendo esto.

De mi parte, estaré desde el inicio que será el nueve de noviembre hasta el cierre el día 17 porque estas son de las actividades que nos ayudan a ser mejores personas.

Desde las comunicaciones o como espectador estaré apoyando el evento, pues es una iniciativa solidaria y noble que necesita una sociedad como la nuestra que cada vez está más descompuesta.
¡Hasta la próxima semana!

Por: Michael Monegro