Metrónomo: Frágil

Metrónomo: Frágil

El ensayo danilista en la Cámara de Diputados, para descubrir cuántos desertores pueden existir en la oposición, falló.

El PRM descubrió su flanco débil, los diputados que siguen a Hipólito Mejía. La dirección de ese partido pudo sofocar el conato de rebelión, pero sigue latente la amenaza.

Los intereses particulares pueden provocar una rebelión mayor en el crítico momento de la posible reforma constitucional para imponer la reelección. La estrategia de dividir la oposición le ha dado buenos dividendos al partido morado; así que no se pueden descartar futuros intentos. Los recursos para hacerlo son los cargos públicos y el dinero. El éxito o no, en esta ocasión, dependerá de si la oposición valora más el dinero y las posiciones que el poder. Nadie puede ser ingenuo.

El sentido de conservación llevará al poder actual a ensayar cualquier método para retener el mando. La democracia depende de la firmeza de carácter y el apego a los principios de la oposición.

La esperanza está en que resistan; frágil esperanza, hay que decirlo.