Mi top 5

Mi top 5

El tenis, al igual que la vida misma, se ha visto inmerso en una ola de cambios y avances que han sido determinados por la tecnología, en su mayoría, y por supuesto, por el mercado que necesita de productos más atractivos para hacerle llegar a los consumidores.

Estemos claros, es deporte y pasión, pero detrás de todo esto hay un grupo de personas que se gana la vida con el tenis.

Sin embargo, el punto de esta semana no se trata de esto, sino de los que considero han sido los cinco mejores tenistas de la historia.

Mi introducción se debe a que entiendo que ese top 5 está compuesto en su mayoría por jugadores de la época moderna, pues en la actualidad tenemos a superatletas, que no teníamos antes, con una mejor preparación física y una técnica más depurada, lo que logra en parte la tecnología que se ha involucrado con el deporte.

Métodos de entrenamientos especializados, raquetas con mayor precisión para pegarle a la pelota, calzados especiales, etc., han sofisticado este deporte en los últimos años.
Pero vamos al punto. Hay un jugador que fuera de todos estos avances tecnológicos nació para jugar tenis; tiene el talento, la madurez, la inteligencia, y claro, el físico y la técnica… Me refiero a Roger Federer, quien indiscutiblemente es el mejor tenista de todos los tiempos. Su calidad ha sido demostrada en todos los escenarios, superficies y contra los mejores de los últimos 15 años. Sus 20 Grand Slams así lo confirman.

El segundo mejor para mí es Rafael Nadal. El español aprendió a llevar a otras superficies su juego sobre la tierra ganando eventos importantes, entre ellos los restantes tres Grand Slams al Roland Garros, en los que por lo menos llegó a cuatro finales. Sus victorias en el tour y contra la élite del tenis hace que sea considerado desde hace unos años como un ídolo de este deporte.

Tal vez el tercer puesto es el más difícil de vaticinar para mí. No obstante, me quedo con Pete Sampras ya que el estadounidense fue el símbolo de esta disciplina en los años 90 y a quien había que batir en la mayoría de las finales por más de 10 años. Con un potente saque y otras armas igual de peligrosas como el revés, el drive y la volea, el norteamericano estuvo casi 300 semanas encabezando el ranking mundial, una marca que parecía iba a durar años para ser rota, pero ya saben, llegó Roger Federer.

El cuarto lugar es de Jimmy Connors, el hombre que ha ganado más títulos en la historia (109), y que fue bueno en todas las superficies, pese a que se le escapó la final de Roland Garros, pero que pudo ganar otros títulos sobre tierra, incluyendo una edición del US Open. Su dilatada carrera le llevó 268 semanas a la cima del ranking, de las cuales 160 fueron consecutivas, en una era a la que también pertenecieron otras leyendas como McEnroe, Borg, Nastase, Lendl, entre otros.

Y precisamente, para cerrar la lista inscribimos a Ivan lendl, quien consiguió jugar las finales de todos los majors, aunque Wimbledon se le escapó en dos ocasiones. Detrás de Federer y Sampras es el jugador que más semanas estuvo como No.1 del mundo (270), de las cuales 157 consecutivas. Junto con Connors fueron los que más perduraron en esa era dorada del tenis, lo que queda confirmado con sus 94 títulos y más de mil victorias.

Otros grandes se quedan fuera de la lista por espacio, pero hay uno que próximamente puede entrar a esta élite en los próximos años, dependiendo de sus resultados, y es Novak Djokovic, quien ha logrado temporadas como pocos, pero que sus lesiones no le han permitido ampliar ese legado.
Hasta la próxima!

Por: Michael Monegro