Metrónomo: Zapatero

Zapatero

José Luis Rodríguez Zapatero anda de cabildero por el mundo. La labor debe resultarle muy lucrativa, porque luce incansable en cada tarea. La última fue llevarle un mensaje al Papa Francisco hasta el Vaticano.

La información filtrada cuenta que Venezuela estaría en disposición de liberar cientos de presos políticos a cambio del reconocimiento de su gobierno. Este político español se ha convertido en la vergüenza de su país.

La participación sesgada que tuvo en el diálogo llevado a cabo en nuestro país lo mostró de cuerpo entero. La presión que puso sobre la delegación de la oposición liquidó toda su credibilidad. Ahora aparece como observador único de unas elecciones que nunca se llevaron a cabo.

Los ciudadanos se quedaron en sus casas como protesta; pero este señor se atrevió a decir que fue un proceso transparente y democrático.

Una declaración de risa, porque con media oposición presa, sometida y también inhabilitada es imposible tener unos comicios competitivos. El circo venezolano tiene sus payasos, y Zapatero es uno de ellos.