Metrónomo: Devolvieron

El día de las madres pasó y todavía no sabemos si los honorables diputados aceptaron o no la asignación de trescientos mil pesos para regalos. La única golondrina que reaccionó, el diputado Victor Suárez, no hizo verano entre sus compañeros. Los demás, que se sabe no aceptan ese tipo de dádivas, fueron tímidos en sus declaraciones públicas, con excepción del diputado Fidelio Despradel. El deseo de no contribuir a magnificar el descrédito hizo que muchos guardaran silencio.

El presidente de la Cámara, Rubén Maldonado, se defendió apuntando en hecho cierto de que era la menor asignación en muchos años. El problema es que no se trata de un asunto de magnitud. Una mala acción no lo es menos por ser de poca dimensión.

Lo que está mal, sin importar tamaño, está mal. El país no tiene forma de controlar ese tipo de conductas, porque los señores legisladores hacen las leyes. El desarrollo de una mayor conciencia política es la única esperanza para erradicar la mala práctica. Mientras tanto, preguntamos: ¿Quiénes devolvieron?