Metrónomo: Pulso

Pulso

Los propagandistas del oficialismo iniciaron una campaña de opinión pública para presentar a Danilo como triunfador neto del combate por la ley de partidos.

La argumentación interesada postula la idea que lo acordado entre las partes refleja la posición oficial. Nada más alejado de la realidad.

Lo único de esta ley que separa a la oposición de la posición oficial es las primarias abiertas. El arbitraje de la JCE y la simultaneidad del proceso era una posicion común del danilismo y el principal partido de la oposición.

Lo acordado la semana pasada era precisamente lo que nunca estuvo en discusión. Pero sigue el conflicto entre los que defienden las abiertas y los que postulan las cerradas. El tranque lo tienen Danilo y Leonel.

Este insulso debate tiene detenida la aprobación de la ley. La oposición sigue postulando que debe dejarse a los partidos políticos decidir el tipo de primarias.

Esperemos que el buen sentido se imponga y se decidan a aprobar la norma que el pais requiere y no la que manda el interés particular de los partidos. El pueblo quiere ley. No le importa si Danilo gana o pierde el pulso con Leonel.