Metrónomo: Artificios y Fracaso

Artificios

Leonel Fernández lleva un impulso como si faltaran días para las elecciones. No parece que estamos a más de dos años de distancia. El equipo de comunicación de su campaña está tirando todo lo que tiene para asegurarse el lugar preferencial.

Primero lo de la revista internacional The Economist y ahora una encuesta publicada en las primeras planas. La revista como la encuesta concluyen en lo mismo: la presidencia está al doblar de la esquina. El tono de exagerado optimismo debilita el propósito. Los ciudadanos no están en política y cualquier esfuerzo propagandístico los deja indiferentes.

La campaña de Leonel parece diseñada para disuadir a Danilo más que para convencer a los votantes. El mensaje es claro: no hay espacio para la reelección.

La percepción aquí es la realidad. Esa es la razón de que se gaste dinero en estos fuegos de artificio. Ni siquiera el PLD está pensando en elecciones. Mejor que se guarde el pan hasta que llegue el mayo que importa. El país ahora lo que quiere es seguridad, empleo y que bajen los precios.

Fracaso

Los senadores y diputados que buscaban el consenso para la aprobación de la ley de partidos tiraron la toalla sin llegar a un acuerdo definitivo.

La carta del presidente Medina no sirvió para nada, porque la línea bajada sigue siendo la misma: primarias abiertas. El fracaso determina la imposibilidad de contar con una norma. Ahora toca a la JCE reglamentar.