Espejo de Papel: Ridículo ratón

Espejo de Papel: Ridículo ratón

El expediente del caso Odebrecht terminó por ser como el parto de los montes. Aquella fábula que cuenta cómo con un ruido estremecedor los montes dan signos de dar a luz y al final paren un ridículo ratón.

El caso de corrupción más grande la historia se convirtió en un insignificante roedor en virtud del esfuerzo encubridor del Ministerio Público.

La proporción de imputados coloca el peso de la responsabilidad en la oposición. ¡Qué descaro! Los que manejaron más del noventa por ciento de los contratos y recursos quedan como santos varones.

¿La justicia pa’cuando? El pueblo sigue sediento.