Metrónomo: Pleitos

Pleitos

La justicia anda ahora de pleitos internos. Algo inoportuno, porque lo que desea la población es que se pelee con la impunidad y la corrupción. El Ministerio Público, que no pudo hacer su trabajo de unvestigación, desea preparar el terreno para culpar a los tribunales por el fracaso de su expediente.

La provocación fue una inteligente jugada, porque divide a los jueces y desvía la atención. Mariano y Miriam se están halando las greñas. Un mal presagio. La sed de justicia del pueblo parece que no será saciada.

La decencia y la política no pueden vestir togas al mismo tiempo, porque la política siempre terminará imponiéndose.

La justicia está demorada, porque es morada. Los tribunales tienen que ser purgados de políticos. ¿Qué justicia se puede esperar de procuradores y jueces obedientes y agradecidos?