Metrónomo: Sanciones

Sanciones

El problema de la mala calidad en la construcción de infraestructuras físicas es un vicio inoculado en el cuerpo de la democracia. La causa es una combinación de ambición y negligencia.

Las construcciones son las raíces del tupido bosque de la corrupción. Esa es la razón de que no tengamos frutos dulces en ninguna cosecha gubernamental.

Lo que pasa ahora con las escuelas y hospitales es cosa repetida. Los millonarios presupuestos no parecen alcanzar a ningún contratista para terminar con calidad las obras. La razón es simple: las mordidas se llevan la mayor parte.

El presidente Medina anda haciendo una evaluación. El asunto necesita más la accion presidencial que la mirada.

El cartel de la construcción nunca ha sufrido consecuencias por sus desmanes. El momento impone una profunda investigación y de severas sanciones. Ignorar ese proceder garantizaría la repetición del hecho. No se puede permitir.