Metrónomo: Incapacidad

La democracia no es solo derecho al voto o libertad de expresión, sino también el peso y contrapeso de la separación de poderes. La gran desgracia de nuestro sistema político es la incapacidad de nuestro poder legislativo para actuar con independencia en el ejercicio de sus facultades constitucionales. Lo que sucedió en la Cámara de Diputados con la petición de una Comisión Especial para investigar los pagos a los asesores brasileños es una muestra de esa incapacidad.

Los diputados morados, que controlan el hemiciclo, colocan sus intereses partidarios por encima de los intereses del país. Estos señores son legisladores de un grupo y no de la sociedad. Los legisladores tienen la responsabilidad de fiscalizar, pero nunca lo hacen. El Poder Ejecutivo tiene total libertad para abusar de los recursos públicos, porque no encontrará límites. El problema no es de diseño constitucional. No hay vacíos en nuestro ordenamiento jurídico. Lo que sí existe es un amiguísimo dañino. Todo depende del color del cristal con que se mire. El cristal de ahora es morado.