Metrónomo: Incontrolable

Incontrolable

El PRM dice una cosa, pero Hipólito siempre sale con la contraria. El comunicado último, además de inoportuno, luce imprudente. El partido, con la nueva dirección que milite a la hija de Mejía, está haciendo un gran esfuerzo por organizar una oposición firme. El contrapunto del Guapo de Gurabo hace las cosas más difíciles.

La coincidencia con Medina levanta legítimas sospechas. Pedir que se trabaje con el padrón de la JCE significa apoyar las primarias abiertas.

El partido del dedo pulgar tiene un padrón que nadie objetó en su momento. Así que la insistencia se explica por la equivocada idea de que las abiertas permitirían mayor posibilidad de maniobra.

La pretensión presidencial de Hipólito es un ruido que conspira contra la estabilidad de los modernos. Alguien debe pararle el coche al incontrolable agrónomo.